miércoles, 26 de junio de 2013

Zoofilia y abotonadas de perros.

   ¡Pues claro que no, señores/señoritas!. Aquí no estamos sólo para ver barbaridades, muertes, atropellos... Un poco de cultura nunca viene mal, y hoy vengo dispuesto a enseñaros algo que, estoy seguro, muchos no conocíais, aunque otros seguramente sí.
   ¿Os acordáis de este bonito vídeo donde la polla de un perro se queda atrancada en el culo de una mujer y hasta que no le echan un cubo de agua no se separa? Pues, por casualidades de la vida, me he enterado de que ese hecho se llama "abotonar" (No sé si sólo se llama así en América del sur o en España también). Es decir, abotonar es el hecho de que un perro te meta la polla hasta el fondo y no la puedas sacar. Debe ser una sensación tan agradable que estoy deseando de sentirla lo más pronto posible (ironía). Ahora sí. A lo que iba: he encontrado el vídeo entero y sin censura del que he hablado anteriormente:



 Y para una vez que me animo a escribir algo, y para que no quede muy sosa la entrada, os dejo otra abotonada de regalo, en la que la mujer termina llorando del dolor:

1 comentario: